10 canciones para sobrevivir a la Navidad

Los alérgicos a los villancicos podrán comprobar que no todas las melodías navideñas son irritantes, empalagosas o cansinas. Existen joyas, cantadas o compuestas por los grandes de la música, que escapan a estos calificativos y que hasta nos reconcilian con estas fiestas.

Rita Abundancia

Foto de Thomas M. Evans para Unsplash.

1. Santa Baby. Eartha Kitt.

Esta cantante de nightclubs, saltó a la fama con esta canción, que se estrenó en 1953 y que fue el tema navideño más vendido de ese año.

Con su voz  de dibujo animado sexy, Kitt escribe una carta a Santa Claus en la que le pide que no escatime en gastos: un descapotable, un yate, una mina de platino, un dúplex y un anillo; porque ha sido una chica buena. Y para convencer al gurú de la Navidad de su inocencia, no duda en decirle que “piense en todos esos chicos a los que aún no ha besado”.

A pesar del éxito de este tema y de las versiones que luego hicieron de él Madonna, Kylie Minogue y Taylor Swift; su autor, Philip Springer, nunca estuvo muy seguro de la calidad de esta canción. El hit, controvertido por naturaleza, fue prohibido en algunos estados del sur de EEUU y engrosaba por igual las listas de mejores y peores canciones.

Lo que no se puede negar es que Santa Baby es el máximo exponente del género de canciones navideñas sexys, especialidad difícil donde las haya.

 

2. White Christmas. Bob Marley

La melodía navideña por excelencia, adquiere aquí ritmos de reggae gracias a Bob Marley y The Wailers.

Para mí, la mejor versión de este tema, escrito por Irving Berlin; a pesar de que la cantada por Bing Crosby fue uno de los sencillos más vendidos de todos los tiempos.

Llama la atención que un jamaicano hable de navidades blancas. A lo que estamos más acostumbrados es a ver como los morenos (gitanos, africanos y sudamericanos) versionean los ‘clásicos’ como nadie.

 

3. 2000 Miles. The Pretenders

En un escenario de postal navideña alguien está muy lejos y se le echa de menos, porque puede que nunca vuelva. 2000 Miles es una canción triste, lo primero que Chrissie Hynde publicó, en 1983, tras las muertes de dos miembros de la banda. En junio de 1982 James Honeyman-Scott, guitarrista y cocreador de The Pretenders, murió de sobredosis. Meses después, también falleció por la misma causa el bajista, Pete Farndon, que había sido expulsado del grupo por motivos de drogas. ¿Son estas ausencias las que se cantan en la canción?

El tema pronto escaló las listas de éxitos británicas y pasó a ser un clásico por estas fechas. No se pierdan el delirante vídeo en el que Hynde, vestida como una soldado del Ejército de Salvación, pasea por un decorado de cartón piedra que incluye a un Papá Noel espeleólogo, esquiadores, miembros de alguna expedición ártica y un oso polar.

 

4. Christmas card from a hooker in Mineeapolis. Tom Waits

Según el propio Waits contó en una ocasión, la inspiración para componer esta canción le vino en Minneapolis, durante una gélida noche invernal en medio de batallas callejeras y sonidos de sirenas de la policía. Todo mezclado con el ruido que producían los villancicos y anuncios navideños que envolvían la ciudad.

El tema formó parte de uno de sus mejores álbumes, Blue Valentine (1978), y para muchos es una de las canciones más magistrales del músico, compositor y actor californiano.

Como los bluesmen de antaño, que solo tenían que abrir los ojos y contar lo que les rodeaba para sumergirse en la tragedia, la carta que una prostituta y drogadicta le escribe a su ex, se trasforma en un cuento de navidad que acaba mal. La música y la letra tienen la capacidad de transportarnos a ese escenario gris, frío, lleno de soledad y desesperanza, en el que a veces se mueve la existencia.

 

5. Merry Christmas. Los Ramones

Las peleas familiares son un ingrediente tan típico de estas fiestas como el turrón, el árbol y los regalos. Este tema de Los Ramones es, sin embargo, un llamamiento al alto al fuego, a una tregua en favor de la reconciliación y el amor, cualidades nada punkies pero necesarias para tener la fiesta en paz.

El vídeo muestra a una pareja que lucha; pero esta predisposición a la contienda puede hacerse extensible a hermanos, hijos, padres, primos, cuñados y demás parientes. Si la situación nos precipita a la reyerta tan solo hay que recordar lo que Joey Ramone canta en este tema, “feliz navidad. No quiero pelear esta noche” o “Navidad no es la mejor época para romper el corazón a nadie”.

 

6. Soulful Christmas. James Brown

Si ‘El Padrino del Soul’, ‘Mr. Dinamita’ grabó tantos temas navideños, es que la navidad no es tan mala. Sobre todo si puede vivirse a ritmo de funk.

Brown es fiel a sí mismo hasta cuando hay que hablar de amor, fraternidad y buenos deseos; y no renuncia jamás a su sonido ni a sus aullidos de gato escaldado.

Eso es lo bueno, y lo que está patente en temas como Signs of Christmas. Lo que no quita que el maestro pueda hacer también temas o versiones más acarameladas (aunque siempre con su sello) o vecinas del gospell como la maravillosa Let’s make Christmas mean something this year.

 

7. Blue Christmas. Elvis Presley

Cuentan que ‘El Rey’ se negaba a incluir este tema en su Elvis Christmas Álbum, que salió al mercado en 1957. Sin embargo, esta triste canción fue de las más populares y el disco vendió 10 millones de copias.

La versión, con arreglos de rock, no se grabó en estudio sino en su concierto acústico de 1968, y cuenta las navidades de alguien que estará solo, añorando a otra persona. Cantada por Presley, en sus mejores años, da todavía más pena. ¡Tan guapo y tan triste en Graceland!

 

8. Pretty Paper. Willie Nelson

Willie Nelson escribió Pretty Paper cuando estaba empezando su carrera musical y tenía un contrato como compositor. El tema lo cantó Roy Orbison, en 1963. Un año más tarde, Nelson grabó su propia versión de la canción, con un sonido más country, y mucho mejor que la de Roy. Dieciséis años después, formaría parte de su álbum de villancicos Hill Country Christmas.

Pretty Paper es de esas canciones que ha sido versionada por bastantes artistas; siendo la de Chris Isaak (2004) una de las versiones más afortunadas.

La letra contrapone las navidades de los que compran regalos y los empaquetan con bonitos papeles y lazos azules, y los que esperan en las aceras a que alguien se pare y les haga caso.

 

9. Fairytale of New York. The Pogues

Este tema nació de una apuesta con Elvis Costello (productor de The Pogues por aquel entonces) para ver si la banda era capaz de hacer un éxito navideño que no fuera sentimentaloide. Así que, desde su casa de Irlanda, MacGowen se puso a escribir la letra mientras se recuperaba de una neumonía que pensaba que lo iba a llevar al otro barrio.

Al cantante de dentadura podrida y casi permanente estado de ebriedad se le daba bien la poesía y consiguió ganarle la apuesta a Costello. Fairytale no habla de paisajes nevados ni de gente haciendo sus compras navideñas, sino de una pareja de inmigrantes irlandeses en la Gran Manzana y en crisis. Con frases tan poco empalagosas como “eres una vieja zorra”, “cabrón gusano” o “Maricón piojoso”. Pero en esta balada folk irlandesa que se convirtió en un éxito, probablemente uno de los más conocidos de la banda, hay también lugar para la reconciliación, la esperanza y las fuerzas para retomar los sueños.

Atentos al videoclip en el que sale un jovencísimo Matt Dillon haciendo de policía.

 

10. A willie nice Christmas. Kacey Musgraves

La nueva cara del country, que desconcierta a todos con sus canciones de temática social (a favor del colectivo LGTBI) o sus declaraciones a favor de las drogas, firma este tema con connotaciones hawaianas gracias al sonido del ukelele.

Esta texana de 33 años ganó dos Grammys en 2013 y cuatro en el 2019, y pretende revolucionar este género musical con elementos pop o electrónicos.

Kacey nos desea una feliz navidad (más verde que azul), nos aconseja aparcar nuestros problemas por un tiempo y hasta hace un guiño al 50 estado norteamericano, Hawái, felicitando las fiestas en su idioma, con un  Mele Kalikimaka.

 

 

 

 

 

 

6+
1 Comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.